Nacionales

Por los cambios en el Plan Progresar, más de 362 mil estudiantes dejarán de percibir el beneficio

16-02-2018 Comentar
El gobierno de Macri anunció el fin de la universalidad del plan progresar que ahora se transformó en un programa de becas otorgado de manera meritocrática y ajustada a un presupuesto que prevé un brutal ajuste. Casi la mitad de los actuales beneficiarios quedarán excluidos.





Acompañado por el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, el presidente Mauricio Macri anunció días atrás como un logro de su gestión la transformación del Plan Progresar en un programa de becas y la actualización de los montos que perciben los alumnos.

Lo que escondía el anuncio era un brutal ajuste sobre el plan que apuntaba a garantizar el acceso de jóvenes a la educación en todos sus niveles.

"Es el plan de becas educativas más importante de Latinoamericano" aseguró exultante Macri al anunciar la transformación del programa en un plan de becas y el aumento de 900 a 1.250 pesos el monto que percibirán los becarios.

Sin embargo un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) advirtió en su informe "El ajuste del Progresar: del Plan Universal a la Beca Individual" que cerca de 362 mil jóvenes dejarán de percibir este año la prestación merced de los cambios introducidos por el gobierno de Macri.

El anuncio de Macri escondió un brutal ajuste en el plan Progresar: más de 362 mil jóvenes dejarán de percibir la prestación.


El programa comenzó a implementarse hace cuatros como una ayuda de 600 pesos para los jóvenes de entre 18 y 24 años que retomaran sus estudios –en cualquier nivel, primario o secundario– o que, siempre proviniendo de hogares con ingresos menores a un salario mínimo, cursaran una carrera terciaria, universitaria o se estuvieran capacitando en un oficio. 

En 2015, el monto de la beca fue aumentado a 900 pesos, y el requisito de ingresos familiares pasó a ser de tres salarios mínimos. En promedio, en los últimos tres años el Progresar tuvo un número estable de beneficiarios, de entre 750 y 800 mil estudiantes, con un pico de un millón de becados en 2015.

El CEPA advirtió que desde abril de 2015, cuando el entonces gobierno de Cristina Kirchner dispuso una actualización del 50% en el monto de los planes, el Plan Progresar perdió el 52% de su valor. Es que desde su desembarco en la Casa Rosada en diciembre de 2015 Macri jamás dispuso una actualización del programa.

Por ello el aumento anunciado junto a Finocchiaro, de apenas el 38,9%, sigue manteniendo la prestación por debajo del poder de compra que poseía en 2015.

Además el programa dejó de lado su carácter universal para guiarse por una lógica estrictamente meritocrática.











Minuto Uno
Cambios, Progresar, jóvenes, Macri

Se el primero en comentar

Deje su comentario

Codigo