Nacionales

La Corte Suprema avaló la prisión domiciliaria para Milagro Sala

07-12-2017 Comentar
La Corte Suprema suscribió hoy por unanimidad uno de los fallos más complicados de los últimos 20 años, cuanto menos.


(Imagen: Eduardo Sarapura)



Bajo el ropaje de respetar un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que ordenó la detención domiciliaria o una forma “menos lesiva” del encarcelamiento de Milagro Sala, los cinco jueces del máximo tribunal avalaron una detención que se produjo antes de que se iniciara la causa por la que fue detenida. Pero además, la Corte determinó que los parlamentarios del Mercosur sólo están protegidos contra la detención sólo en Uruguay; que pueden ser detenidos en los países que representan; que la sola presunción de entorpecimiento de una investigación penal habilita para la detención de una persona y bastará con que alguien diga que se siente intimidado por un imputado para que un juez lo meta preso.

Cuatro jueces admitieron que la Argentina debe cumplir con lo que dispuso la Corte Interamericana hace apenas una semana y permitir que Milagro Sala esté presa en su casa. Pero el quinto magistrado, Carlos Rosenkrantz (probablemente el futuro presidente del alto tribunal) se opuso incluso a esa pequeña consideración contra una detenida que está en esa condición hace casi dos años sin una condena firme en su contra.

Paradojas del derecho: la falsa médica Giselle Rímolo, condenada por haber causado la muerte de una paciente, permaneció en libertad hasta hace algunas semanas, cuando la sentencia quedó firme. Sala, acusada en todo caso por delitos de naturaleza económica (el mayor “bien jurídico protegido” es la vida humana; el dinero y el patrimonio son infinitamente menores en esa lectura jurídica) y sin condena firme, está presa desde enero de 2016.








Tiempo Argentino


Corte

Se el primero en comentar

Deje su comentario

Codigo