Nacionales

"El humor político también es resistencia"

27-11-2017 Comentar
Pedro Rosemblat, más conocido como el "El Cadete" del programa de Navarro, protagonizó un crecimiento inusual en un año de crisis y conflicto en la cultura y los medios.


(Imagen: Soledad Quiroga)




Comedia=tragedia+tiempo. La fórmula que Woody Allen puso en boca de Lester en Crímenes y pecados no siempre es de sencilla aplicación. En el aquí y ahora de la Argentina falta tiempo y sobran las tragedias. Pero a pesar de todo, Pedro Rosemblat –más conocido como El Cadete del programa de Roberto Navarro– pudo edificar el mejor año de su carrera. 

Su presencia en el El Destape –primero en C5N y ahora un éxito desde la Web– se hizo ineludible, sus presentaciones en vivo lo permitieron llenar el ND/Teatro en 12 oportunidades y ya preparara una inminente gira por la Costa. El humor político corrosivo y la catarsis siguen ganando lugar, aunque por fuera de los medios tradicionales.

Para Rosemblat, 2017 fue un año de crecimiento, pero también un período plagado de dificultades. El despido de Roberto Navarro de C5N –el programa de mayor rating de la señal– le puso incertidumbre a su situación laboral y su desarrollo profesional. "La salida de Navarro de C5N fue por motivos políticos. La excusa de supuestos malos tratos y tener en el mismo canal a Baby Etchecopar no resiste el menor análisis. El objetivo fue silenciar voces disidentes y eso es muy grave para todos, te guste o no te guste Navarro", señala Rosenblat. 

El humorista revela que C5N le propuso seguir trabajando en la señal, pero que rechazó el ofrecimiento: "A Roberto lo echaron por kirchnerista y yo no soy menos kirchnerista que Roberto. Decidí dar un paso al costado del canal y la radio porque él me había bancado cuando me convocó a trabajar en El Destape y me pareció justo acompañarlo en un momento difícil".







Tiempo Argentino

C5N

Se el primero en comentar

Deje su comentario

Codigo